Corte energético de energías nocivas

 

Se enciende una veladora de cualquier de color para ofrecerla a la divinidad en la que creamos.  Dorada Ala, blanca Maestro Jesús, Blanca Ra, dorada Maestro Buda, morada Arcángel Metatrón, azul para Arcángel Miguel, verde Arcángel Rafael, plata Arcángel Gabriel, celeste Arcángel Uriel, amarilla Arcángel Jofiel, violeta Arcángel Zadkiel, rosa Arcángel Chamuel.  

 

Se hace la oración siguiente por 33 días.

En el nombre de la Amada y Victoriosa presencia de Dios Yo soy, Gran Rector del Universo, Espíritu Sagrado de Dios, Mente Divina de Dios, Gran Arquitecto del Universo, Sagrada Presencia Yo soy, Creador de todo lo que es, Maestros Jesús de Nazaret, Virgen María en todas tus advocaciones,  Siddhartha Gautama Buda, Kwan-Yin Madre de la compasión y misericordia, amados Arcángeles Metatrón, Miguel, Rafael, Gabriel, Uriel, Jofiel, Chamuel, Zadkiel,   me abrazo a la fe y a la luz divina, a su protección sagrada,   y a partir de ahora, corto, retiro, aparto de mi vida, de mi árbol genealógico, de todas mis vidas pasadas hasta esta encarnación,  y devuelvo todo lo que me quieran hacer, maldiciones, pobreza, enfermedad, ataduras, y lo regreso de dónde provino,  en este momento aquí y ahora,  a quien sea.  Yo Soy libre y me quedo en la luz encapsulado en la protección de todos ustedes Amados maestros y agradezco que todas las energías negativas se retiren para siempre de mi vida, ordeno se vayan al lugar de donde fueron enviadas y regresen a las personas que las enviaron. Decir 7 veces amen. Yo soy uno con Dios y Dios es uno conmigo. Nadie me puede tocar Yo soy la puerta abierta que ningún ser puede cerrar, Yo soy  la protección sagrada de Dios, Yo soy la puerta abierta que ningún ser puede cerrar al amor incondicional, a la  abundancia, prosperidad, salud perfecta física, mental emocional, espiritual, material, Yo soy hijo de la luz y el amor y tengo derecho sagrado de recibir  desde el señor Dios de mi ser, Yo se ahora todo lo que hay que saber y estoy listo para el conocimiento que tengo impregnado desde mi nacimiento y estoy preparado a  recibir abundantemente, ilimitadamente e inesperadamente todas las bendiciones. Yo soy libre, Yo soy libre, Yo soy libre, Yo soy libre, Yo soy libre, Yo soy libre, Yo soy libre.

Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai Tsebayoth. Yo soy Héctor Jesús de la Rosa Olivar unido a Ala, Dios,  Jesús de Nazaret, Siddhartha Gautama y todos son uno conmigo.