Rubén H. Bolmene con MaFernanda Nany

REACCIONES DE EL AGUA A LAS PALABRAS Y PENSAMIENTOS
El agua refleja nuestros pensamientos, sentimientos y emociones como un espejo.
El agua refleja los pensamientos, sentimientos y emociones humanas como un espejo. Nuestro cuerpo está compuesto por al menos dos tercios de agua. Esto significa que en nuestro cuerpo hay más agua que cualquier otra cosa. ¿Qué crees que le estás haciendo a tu cuerpo cuando usas palabras –pensamientos, sentimientos y emociones- negativas? Lo m
ás probable es que el agua en tu cuerpo es amarilla y turbulenta cuando dices palabras negativas a ti mismo o a otras personas; o cuando estás enojado, molesto, alterado o tienes cualquier otro sentimiento negativo. Creo que así se generan la mayoría de las enfermedades las cuales son causadas por problemas emocionales. Tú estás enfermando a tu cuerpo con tus palabras y sentimientos negativos.
Imagina la belleza de las estructuras cristalizadas de agua que hay en tu cuerpo cuando dices palabras positivas a ti mismo o a otros. Cuando repites tus afirmaciones positivas todos los días, “Estoy lleno de amor”, “Me amo a mi mismo”, “Amo y respeto mi cuerpo” Estoy muy agradecido con mi cuerpo”. Estoy segura que tu cuerpo responde a esas palabras estando saludable y funcionando perfectamente. Es muy fácil enviar amor y apreciación a tu cuerpo: siéntate en una posición confortable, cierra tus ojos, relájate y enfócate en la parte de tu cuerpo que quieras sanar o solo mandar amor. Repite tus afirmaciones positivas y visualízate muy sano y feliz.
¿Y qué pasa con lo que le estamos hacienda a nuestro planeta? Cerca del 71% de la superficie de la tierra está cubierta por agua salada, más los lagos, ríos y otras fuentes. Vivimos en un mundo muy violento; la gente está enojada y estresada como resultado de las guerras, el terrorismo y el deseo de poder. Vivimos en un mundo en donde tenerlo todo nunca es suficiente. El agua contaminada está por todos lados, debido a la basura y a todas las palabras, pensamientos y emociones negativas que los seres humanos tenemos todos los días. Quizá es difícil creer que estamos contaminando la Tierra cuando estamos enojados, pero si crees que todo en este mundo es energía y todo vibra y resuena, de alguna manera estamos enviando vibraciones negativas a nuestro planeta. El agua es muy sensible y reacciona fácilmente.
Cuidar nuestras palabras, pensamientos, sentimientos y emociones es una forma muy fácil de sanar nuestro cuerpo y nuestro planeta. Desde que sé que el agua reacciona a las palabras, puse una etiqueta en mi botella de agua que dice “Te amo, gracias”. Y repito las palabras cada vez que tomo el agua. Cuando la tomo, me siento como que estoy tomando una poción milagrosa y que me ayuda a estar sana y joven. El Dr. Emoto dice que hay una combinación especial que parece ser de gran ayuda en la limpieza del agua natural que es "amor" más la combinación de agradecimiento y reconocimiento. Sería mejor si tú crees en lo que estás diciendo y te das cuenta de que puedes sanarte a ti mismo y al mundo entero con pequeñas acciones que puedes hacer cada día. ¡Mantente sano y feliz!