Oración a la Diosa
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú que eres el alba; tú que eres la mañana,
cielo sin nubes, rosa de la aurora
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú, que eres la hierba fresca bajo los pies,
y el rocío, una joya de la tierra
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú que eres el bosque ,tierra ,
árbol, hojas, musgo y raíces
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú, que eres el agua que corre en los ríos.
arroyo de montaña que canta la vida
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú, que eres el sol que calienta la piel;
tú, que eres la nube que riega la tierra
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú que eres el mar que lame las rocas,
y la roca que juega con la espuma de la ola
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú, que eres fértil semilla y fruta madura,
dócil y silvestre en la mano del hombre
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Tú que eres el vientre que contiene la vida,
y la vida que surge después de cada muerte
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder
Envuélveme con tu amor, tú que eres el todo,
conserva mis ojos para que pueda observar,
conserva mi voz para que pueda cantar,
conserva mis manos para que pueda bendecir.
Oh, Gran Madre, ven a nosotros,
danos un signo de tu poder