El origen cultural de los cuencos tibetanos es la cultura Pre Budista Shamanica Bon Po, tiene una antigüedad aproximada de más de 3.000 años. Se baraja que su procedencia es de la Edad de Bronce china.
Estos sagrados cuencos tibetanos siempre han sido un tema tabú además de secreto. A lo largo de la historia antigua, cuando se le preguntaba a un monje budista el porqué de la utilización de los mismos, contestaban evadiendo que eran simples cuencos para comer. En todos los templos budistas siempre hubo cuencos tibetanos y prácticamente no hay nada escrito sobre ellos en comparación con otros instrumentos tibetanos. Estaban muy interesados en mantener en secreto las cuantiosas propiedades beneficiosas que obtenían con los cuencos tibetanos.
Hay varias leyendas de el por qué y cómo se empezaron a fabricar estos cuencos. Una de ellas es que hace mucho tiempo callo un meteorito cerca de un poblado. De este meteorito quedaron restos dejando una aleación natural de varios metales. Al fabricar con dicho metal un cuenco para las ofrendas sagradas budistas, se dieron cuenta del sonido que proporcionaba al hacerlo sonar con una vara de madera. A partir de ese momento empezaron a darse cuenta de los beneficios obtenidos incluyendo cuando comían las embarazadas en estos cuencos, aportándoles una gran cantidad de minerales necesarios para las mujeres embarazas.
Los verdaderos cuencos tibetanos están compuestos de una aleación de siete metales, correspondiente a los siete cuerpos celestes. Están fabricados por artesanos y el proceso es totalmente artesanal.
Cuencos tibetanos del Tibet
Cuencos Tibetanos antiguos
Aleación de metales de los cuencos tibetanos
La importancia del sonido de los cuencos tibetanos
Cuando hacemos sonar los cuencos tibetanos cerca de los seres humanos al estar compuestos de un 80 % aproximadamente de agua, las vibraciones penetran por el campo áurico, por los poros de la piel, los oídos y los chakras. El sonido es capaz de encontrar nuestros bloqueos internos energéticos en la parte mental y emocional. Este sonido nos produce una relajación total y armoniza todo nuestro ser.
Cuando tenemos los cuencos tibetanos en contacto con nosotros, por ejemplo en el pecho las vibraciones penetran a través de las terminaciones nerviosas, sistema nervioso, músculos y articulaciones. De esta forma tendremos una gran función positiva en nuestros 7 chakras principales, produciendo una armonización perfecta y total.
Debido a todo esto, hoy en día cada vez más son utilizado en terapias varias por su gran cantidad de efectos beneficiosos para la salud.
Chakras Beneficios de los cuencos tibetanos

Imagen: